Te presentamos el Comité Académico

Oct 21, 2021

El 2° Coloquio Sudamericano Género, Trabajo y Organización está siendo gestionado por tres académicxs: Marcela Mandiola, Nicola Ríos y Francisco Valenzuela, .

Aquí te contamos un poco más sobre ellxs.

Marcela Mandiola estará a cargo del Primer Panel: Re-organizando la Academia ‘¿Aguando la fiesta de la UNIversidad?’.

Doctora en Administración, Aprendizaje y Liderazgo (Management, Learning & Leadership en inglés) de Lancaster University, se desempeña como investigadora y profesora de estudios organizacionales, de género y educación en negocios.

«El mundo preocupado por las temáticas de mujeres y de género tiene una incidencia relevante en la práctica laboral y profesional, pero el mundo de la academia que estudia y reflexiona sobre los espacios laborales, de organización y de trabajo no ha considerado en su cotidianeidad las temáticas de género y las miradas de los feminismos», explica.


Nicola Ríos es un profesional con amplia trayectoria en investigación y docencia, sus áreas de especialización son el género y la sexualidad en educación y organizaciones. Actualmente es investigador doctoral de la Universitat de Barcelona.

Nicola tendrá a cargo el Segundo Panel: Re-organizando la Diversidad ‘De la inclusión a la subversión de la heteronormatividad organizacional’.

«Nos preguntaremos cómo ciertos contextos organizacionales han transitado de ser espacios amenazantes para la población LGTB+ a identificarse como espacios «inclusivos y diversos»«, señala.


Francisco Valenzuela es profesor del Departamento de Administración de la Universidad de Chile y Editor Asociado de la revista Gender, Work & Organization. Doctor en Estudios de Administración (Management Studies en inglés), se especializa en temas relacionados con el área de Gestión de Personas y Desarrollo Organizacional.

Durante el coloquio se encargará del Tercer Panel: Re-organizando el Trabajo Afectivo ‘Cuerpos serviciales, cuerpos perplejos: dando voz crítica al afecto’.

«La economía está cambiando a una economía de servicios, en donde lo que buscan los consumidores son experiencias intensas. Esta economía no ha sido gestionada de una manera democrática ni respetuosa de los derechos de los trabajadores, sino que por el contrario ha tendido a precarizar a lxs sujetxs», señala.